domingo, 3 de marzo de 2013

VILLAGODIO HERMANOS

Alfredo y Eduardo Echevarría Victoria de Lecea, hijos de José Echevarría y Bengoa (prestigioso ganadero de principios del siglo XX), compraron en 1934 la cuarta parte de la ganadería del salmantino Francisco Sánchez, vecino de Coquilla, procedente de Albaserrada y Santa Coloma.
Después de diez años la dehesa de San Pelayo, en Coreses, se vio de nuevo ocupada de reses bravas. Las vacas pastaron desde un principio en la citada dehesa zamorana. Los toros, en cambio, lo hicieron en El Aguachal, en Medina de Ríoseco, hasta el año 1939 que pasaron a los prados de Escuadra muy cercanos a San Pelayo. Los sementales Calzaspardas y Pegajoso darían los resultados esperados.
Debutaron como ganaderos en Vitoria el 3 de agosto de 1935 con Vicente Barrera, Lorenzo Garza y Luis Castro "El Soldado" y en Madrid el 7 de junio de1936 con Manolo y Pepe Bienvenida y Félix Colomo.
                                                                MAYORALES
 
Dos generaciones de mayorales pasaron por San Pelayo. Primero fue Macario que estuvo con el antiguo marqués hasta que vendió la vacada. Más tarde volvió con la familia Villagodio al comprar el ganado de Coquilla. Continuó su hijo Epifanio Martín de la Fuente, más conocido por "Epi", quien nació en Medina de Ríoseco, lugar donde desde muy niño vivió el campo bravo y con los años sería hombre importante de esta ganadería.
 
                                                     EL MARQUÉS DE VILLAGODIO
 
Alfredo Echevarría heredó el título de marqués de Villagodio el 18 de noviembre de 1921. Había nacido en Las Arenas (Bilbao) el 12 de enero de 1906. En 1962 quedó como único propietario de la ganadería y en ese mismo año adquirió vacas a Lisardo Sánchez y sementales de Antonio Urquijo y Santa Coloma.
Los últimos éxitos tuvieron lugar en Madrid el año 1973 con Ruiz Miguel, la feria de Bilbao de 1977 y la de Zamora en 1982. Al año siguiente vendió la ganadería al gaditano Ignacio Manuel Sayalero Monje.
 

3 comentarios:

  1. Hola Jesús, soy una hija de Epi y nieta de Macario, gracias por acordarte de ellos y de su historia, que va unida a los Villagodio, estoy muy orgullosa de pertenecer a esa estirpe y de que alguien se acuerde de ellos con tanto cariño.Que dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  2. jgarciasal0@gmail.com23 de septiembre de 2013, 7:45

    Con su padre estuve en varias ocasiones en Coreses y en Zamora, por supuesto nuestras conversaciones eran sobre los toros de Villagodio. Epi era una persona excepcional

    ResponderEliminar
  3. hola, el cuadro de la portada del libro es. Cuadro atribuido al pintor flamenco Jacob van Laethem del séquito de Felipe el Hermoso, titulado Corrida de toros en Benavente en honor de Felipe el Hermoso, realizado en 1506.
    saludos

    ResponderEliminar